Alternador: Función, partes y fallas

El sistema de carga de un automóvil está compuesto por tres componentes principales: la batería, el regulador de voltaje y un alternador.

El alternador trabaja con la batería para generar energía para los componentes eléctricos de un vehículo, como las luces interiores y exteriores, y el panel de instrumentos. Un alternador recibe su nombre del término corriente alterna (CA).

Los alternadores se encuentran típicamente cerca de la parte delantera del motor y son impulsados por el cigüeñal, que convierte el movimiento ascendente y descendente de los pistones en un movimiento circular.

Alternador

Algunos de los primeros modelos de vehículos utilizaban una correa de transmisión separada de la polea del cigüeñal a la polea del alternador, pero la mayoría de los coches de hoy en día tienen una correa serpentina, o una correa que impulsa todos los componentes que dependen de la potencia del cigüeñal.

La mayoría de los alternadores se montan con soportes que se atornillan a un punto específico del motor. Uno de los soportes suele ser un punto fijo, mientras que el otro es ajustable para tensar la correa de transmisión.

Los alternadores producen energía de CA a través del electromagnetismo formado por la relación entre el estator y el rotor. La electricidad se canaliza en la batería, proporcionando voltaje para hacer funcionar los diversos sistemas eléctricos.

Partes

El alternador de un motor mantiene el voltaje de la batería del coche, que alimenta las luces, el calentador y otros accesorios. Es análogo a un generador ya que produce electricidad a través de un sistema de turbinas. La batería de 12 voltios lleva sólo la carga suficiente para arrancar el coche inicialmente.

Sin un alternador, la batería tendría que ser recargada manualmente cada vez que se necesitara para volver a arrancar el coche.

Un alternador tiene tres componentes principales, cada uno de los cuales desempeña un papel específico para mantener la batería del coche completamente cargada.

Rotor y estator

El rotor y el estator de un alternador son un grupo de imanes impulsados por una correa dentro de un cableado de cobre que crea un campo magnético.

La correa es impulsada por una polea que se conecta al motor, permitiendo que el rotor gire a alta velocidad, creando un campo magnético.

El estator crea entonces voltaje y electricidad para fluir al conjunto de diodos. La electricidad creada es corriente alterna, o CA.

Ensamblaje de diodos

El conjunto de diodos de un alternador convierte la electricidad de CA en corriente continua, o CC, que es el tipo de corriente que utilizan las baterías de los coches.

El ensamblaje de diodos, un sistema de dos terminales funciona permitiendo que la electricidad creada en el estator fluya sólo en una dirección.

Regulador de voltaje

El regulador de voltaje es el protector de sobretensión de un alternador. Los reguladores de voltaje modernos, que son sistemas internos, monitorean tanto el voltaje del alternador como el de la batería, ajustando la corriente cuando es necesario. Los reguladores de voltaje más antiguos fueron montados externamente.

Cómo saber si falla el alternador o la batería

Casi todos hemos experimentado el problema de que la batería o el alternador de tu coche se estropea y no puedes saber cuál reemplazar.

No es fácil saber exactamente qué parte del coche te está dando problemas, pero aquí tienes algunos consejos para saber si tienes problemas con la batería o el alternador

Revisar primero la batería

La batería de un coche debería durar unos cuatro o cinco años. No está hecha para aguantar una carga durante tanto tiempo, por lo que se recarga por el alternador del coche mientras conduces.

Con el tiempo, las partes metálicas internas de una batería se corroen, reduciendo su capacidad de mantener una carga. La batería es vital para el automóvil o la camioneta, ya que suministra energía al sistema de arranque y al sistema eléctrico cuando el automóvil no está en funcionamiento.

Señales de una batería mala:

  • Cuando giras la llave de encendido, la batería de tu coche envía una corriente a un componente eléctrico, llamado solenoide de arranque, para poner las cosas en marcha. Si la batería falla, tendrá dificultades para realizar esta función y la corriente eléctrica que se envía al motor de arranque será más débil. Cuando el motor de arranque recibe una potencia reducida o insuficiente de la batería, a menudo hace el ruido de clic que estás escuchando.
  • Si el arranque con empuje hace que el motor arranque y funcione, pero el auto no vuelve a arrancar una vez que lo apague, el problema probablemente sea la batería. En este caso, el alternador hace su trabajo de mantener la batería en funcionamiento una vez que se ha saltado, pero la batería no puede mantener la carga cuando el alternador está apagado.

Revisa el alternador

Pruebe el alternador para asegurarse de que puede poner en marcha la batería. Si la batería funciona correctamente y no hay nada malo en ella, entonces es el alternador el que más probablemente causará un problema.

Una prueba sencilla para comprobar el funcionamiento del alternador es poner en marcha el coche; y luego desenchufar la conexión positiva de la batería.

Si el auto se detiene, entonces lo más probable es que tengas un problema con el alternador.

Otra prueba sencilla es comprobar las luces interiores. El alternador carga la batería cuando el auto está en marcha. Si las luces del interior y del salpicadero se encienden con fuerza pero empiezan a desvanecerse lentamente, entonces indica que hay un problema con el alternador. Demuestra que el alternador no puede mantener la carga cuando el coche está en marcha.

Otra señal es que las luces del auto son brillantes cuando corres, pero cuando bajas la velocidad, las luces empiezan a perder potencia.

También recomendamos que, si tienes una batería agotada, hagas un arranque rápido y compruebes la batería y el alternador en el garaje. La mayoría de los garajes lo hacen de forma totalmente gratuita y sólo lleva unos cinco minutos.

Deja un comentario