Sensor IAT

El sensor IAT (por sus siglas en inglés: Intake Air Temperature) denominado en español Sensor de temperatura de aire de entrada o simplemente IAT, es una resistencia capaz de emitir señales de acuerdo a la temperatura del aire que entra al motor. Este tipo de resistencia se conoce también como termistor. Descubre en nuestro artículo lo más resaltante del Sensor IAT.

sensor iat

¿Para qué sirve?

La función básica del sensor IAT es determinar la temperatura del aire de admisión y enviar, de acuerdo a dicha temperatura, determinadas señales a la computadora del automóvil. El monitoreo de la temperatura del aire ocurre en arranque en frío y continúa detectando su temperatura a medida que se va calentando con el motor.

Una vez que la computadora ha recibido los mensajes mediante señales de voltaje del sensor IAT, se modifica el tiempo de inyección y el punto estequiométrico de la mezcla de combustible.

¿Cómo funciona?

La computadora del automóvil regula el tiempo y pulso de la inyección basándose en la densidad del aire que entra a las cámaras de combustión, y su nivel de oxígeno determina cómo debe corregirse el punto estequiométrico de la mezcla carburante. Estas dos características se miden a partir de la temperatura. Mientras mayor sea la temperatura del aire, menor es su densidad y concentración de oxígeno.

El arranque del motor en frío puede efectuarse gracias al módulo de control electrónico (ECM), que compara las señales de temperatura entre el sensor IAT y el sensor de temperatura del agua (ETC).

En un arranque al frío, la diferencia de temperatura entre el ETC y el sensor IAT debe ser de uno 8 a 10 °C. El ECM detecta estos valores y modifica los parámetros de temperatura para el arranque.

Las operaciones que se llevan a cabo por los sensores de temperatura ocurren de la siguiente forma:

  1. La señal de voltaje del IAT es enviada al control del sistema de propulsión (PCM).
  2. Al aumentar la temperatura del sensor se disminuye la tensión.
  3. Si disminuye la temperatura, ocurre un descenso en la resistencia
  4. Al cambiar la resistencia, la señal de tensión cae.

Ubicación

La ubicación del sensor IAT varía un poco según los componentes y el modelo del vehículo. Sin embargo, se encuentra siempre en alguno de los puntos por donde pasa el aire de admisión.

Los vehículos con sensor de presión absoluta del múltiple (MAP) suelen tener ubicado el sensor IAT en el armazón del acelerador, alrededor del múltiple de admisión, o en algunos casos, en el conjunto posterior del filtro de aire. En cualquiera de los dos casos, se ubica en la zona posterior del pleno de admisión.

En los vehículos con sensor de flujo de masa de aire (MAF), el sensor IAT se encuentra integrado en dicha estructura. De esta forma, se pueden encontrar cuatro pines en los sensores MAF que corresponden a uno de tierra, uno de señal, uno de alimentación y el último que se encarga de medir la temperatura del aire de admisión, es decir el IAT.

Fallas más comunes

Las fallas presentes en el sensor IAT generalmente se evidencian mediante los siguientes síntomas:

  1. Incremento en emisión de monóxido de carbono.
  2. Consumo anormalmente alto de combustible.
  3. Arranque en frío con problemas.
  4. Aceleración elevada.
  5. La computadora no controla adecuadamente el tiempo de encendido.
  6. Encendido de la luz “check engine”.

Algunos de los problemas que presenta en sensor IAT son los cortocircuitos, circuitos abiertos y avería total. Estas tres complicaciones se evidencian al escanear el motor, por una falla arrojada en el escáner que indica que la computadora del vehículo percibe una temperatura muy alta en el aire de admisión.

Cortocircuito

El cortocircuito puede darse en los cables que emergen del conector en el sensor IAT. Las causas más comunes de los cortocircuitos son los daños o cortes en los cables, que dejan expuesto el cobre, el cual hace contacto en los dos cables del conector, provocando la falla.

Circuito abierto

Esta falla se caracteriza porque el sensor IAT muestra una alta resistencia, arrojando temperaturas muy bajas para este tipo de sensor.

Avería total

Las averías se evidencian al comprobar que los valores de voltaje no concuerdan con las temperaturas del aire de admisión. Cuando esto ocurre se debe cambiar el sensor IAT por completo.

Prevención y solución de fallas

Aunque algunas de las fallas mencionadas requieren de un cambio de sensor, algunas pueden evitarse y solucionarse a tiempo, siguiendo las siguientes pautas:

  1. Asegurar que el conector del sensor IAT no se encuentre en mal estado o dañado.
  2. Descartar cortocircuitos observando que los terminales se encuentren dentro del conector.
  3. Revisar que la goma aislante de ambos cables del conector se encuentre en buen estado y no deje el cobre expuesto al aire libre.
  4. Comprobar la resistencia del sensor y verificar que coincida con la temperatura registrada.
  5. Sustituir el sensor en caso que sea necesario.

Deja un comentario